jueves, 25 de marzo de 2010

El hundimiento. ¿Quién rescatará a España?

Parece ser que al final Grecia va a ser salvada. Y existen bastantes posibilidades de que los acuerdos tomados se lleven a la práctica. El país heleno necesita este año financiación por cerca de 54.000 millones de euros y a mes de febrero sólo había conseguido unos 13.000 millones. En los próximos dos meses necesitará recaudar en torno a unos 20.000 millones de euros, unos 10.000 millones casi inmediatamente, por lo que en las próximas semanas se verá obligada a realizar una nueva emisión de deuda. ¿Conseguirá colocarla? De todas formas, aunque Grecia entre en suspensión de pagos, el acuerdo de la Unión Europea garantizaría su rescate.

Y mientras tanto, ¿qué pasa con España? Si nuestros políticos no reaccionan a tiempo (y el margen es muy escaso) la situación en nuestro país posiblemente se volverá insostenible. Esta noche, en la tertulia de Economía de "Es la Noche de César", Roberto Centeno pintaba un horizonte apocalíptico. A continuación podemos escuchar el audio de su intervención:



Realmente espeluznante. ¡Que apague la luz el último!


Enlaces relacionados:
Tertulia económica - Es la noche de César
Francia y Alemania sellan el rescate de Grecia: préstamos y ayuda del FMI - Libertad Digital

4 comentarios:

Carlos Díez dijo...

La intención de ZP es que nos rescate Alemania. Por eso se han unido a la exigencia francesa de una cumbre extraordinaria sobre Grecia. El Gobierno sabe que si no se deja caer a Grecia, menos se dejará caer a España que tiene una economía mayor. Si se logra que Alemania pase por el aro con Grecia, los mercados sabrán que no se dejará caer a España y nuestra deuda pública mejorará sus diferenciales. Y eso le dará oxígeno al PSOE para seguir gastando en subsidios y comprando votos y tiempo hasta las próximas elecciones. Creen que la crisis es algo cíclico como las estaciones del año, no asumen que sin arreglar cosas y hacer purgas de elementos desestabilizadores (déficit, inflexibilidad laboral) no habrá solución.

Se piensan que la recuperación de otros países tirará de nosotros y que "ya escampará".

Pero Alemania también sabe que el interés español en el rescate griego es egoísta y no solidario con los helenos y no se fían de nosotros. Por eso saben que si ceden ahora, dejarán abierta una puerta que luego no podrán cerrar.

Es curiosa la situación: a corto plazo, el rigor alemán puede abocarnos a una situación muy difícil, pero pienso que sin un correctivo de tal calibre, las cosas irán peor a largo plazo. Aunque no soy optimista, porque todo depende de que el correctivo se llevara por delante al Gobierno y con la sociedad adocenada que tenemos, poca esperanza hay.

Anónimo dijo...

Debería poner una advertencia en la entrada de: "No leer antes de acostarse".

¿Y ahora yo cómo concilio el sueño?
¿Empiezo a hacer acopio de medicamentos mañana mismo?

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Tendrían que haber introducido el copago sanitario, separado banca de inversión de banca comercial, privatizado las pensiones, liberalizado el suelo, bajado el número de funcionarios, erradicado las prejubilaciones y las subvenciones a la "cultura", retirado competencias a las CCAA, simplificado la Admón de Justicia, impuesto la unidad lingüística, encarcelado a los Albertos, echado al Rey, continuado con la peseta, secado la fuente a los sindicatos mayoritarios, quitado el PER, etc, etc, etc ¿Os imagináis una España así?

Eso nos habría aligerado mucho. Ahora las reformas se van a tener que hacer a cara de perro, sí o sí, porque Alemania no es lo bastante grande como para rescatar a un gigante como España.

Que Dios nos coja confesados.

Eetión dijo...

Si ZP piensa que Alemania va a rescartarnos lo lleva claro. No acabo de ver la manero de articular este rescate. Si no fuera por lo que nos estamos jugando todos, el desenlace de esta historia se prometería interesante, tanto a nivel político como económico.

El problema (entre muchos otros) que tiene este Gobierno, Carlos, es que no acaba de entender el concepto del "jarabe de ricino". Por muy mal que sepa, hay que tragarlo. Y si como niños caprichosos, los españoles no queremos tomarlo, ya vendrá alguien que nos tape la raiz y nos meta la cuchara hasta la campanilla.

Por cierto, Anónimo, la veleriana no bien mal, pero me temo que sea un poco floja. Habrá que pensar en ansiolíticos.

Daniel, eso se llama coger el toro por los cuernos. Salvando algunas cosas que comentas, estoy de acuerdo con la receta. Pero para eso hace falta redaños (por decirlo de forma suave). Como Roberto Centeno no se equivoque esto va a parecer "la matanza de Texas" económica y social. Como tú dices, que Dios nos coja confesados...