jueves, 6 de mayo de 2010

La simpleza ideológica de Ignacio Escolar

Una de las características que define al progre es la simplificación que hace de la sociedad en la que vive, manteniendo los esquemas de clases del marxismo, sea o no consciente de todas sus implicaciones.

Siguiendo la pauta indicada, Ignacio Escolar avanza un poco más por este camino y en su entrada titulada "El capitalismo, un modelo cultural" escribe lo siguiente:

“Lo que quiero decir es que, básicamente, no (sólo) estamos ante un problema de clases (nosotros, los explotados, los buenos, contra ellos, los explotadores, los malos). Es un problema más profundo, a nivel cultural.”

Lo anterior constituye toda una declaración maniquea y en realidad imposibilita cualquier diálogo real entre personas con distintas opiniones, pues, ¿cómo dialogar con quien carece de toda verdad o bondad? Pero el problema no acaba aquí. Además, Ignacio Escolar añade la idea que el capitalismo es un problema cultura, es decir un error de comportamiento de la sociedad actual. Y como error de comportamiento existe la posibilidad teórica de cambiar el mismo. Por eso finaliza su entrada con el siguiente párrafo:

"¿Este modelo económico-cultural nos ha sido implantado a la fuerza, como sostienen algunos? ¿O bien ha triunfado porque responde a las aspiraciones esenciales de la gran mayoría de la gente, como dicen otros? Vaya usted a saber. La cuestión es que, sea por lo que sea, de momento no se ha alcanzado la masa crítica necesaria para cambiarlo… Ni siquiera con una crisis global."

Y es aquí donde se demuestra el principal error de su planteamiento. El capitalismo, o economía libre de mercado, no es un modelo cultural susceptible de ser cambiado. Y no lo es porque constituye el reflejo de una característica básica del ser humano: el deseo de pasar de una situación menos satisfactoria a otra más satisfactoria. Y este deseo, que constituye el axioma principal de la praxeología tal como lo definió Mises, es lo que hace posible el progreso humano.

Hoy he ido a comprar congelados. Es un hecho trivial pero no por ello deja de asombrarme. Allí, en aquella tienda de no más de 150 metros cuadrados, cientos de productos, con sus respectivos precios, se exponían a la vista al alcance de mi mano. Escogí, pagué y ahora tengo parte de esos productos en el refrigerador de mi nevera. Lo que posiblemente Ignacio Escolar no haya llegado nunca a pensar es que esa acción, que evidentemente él también realiza de vez en cuando, es posible gracias a esa organización de la sociedad que llama capitalismo. Todos los demás experimentos socialistas que han existido no han traído a las sociedades que los han practicado más que miseria y esclavitud. ¿Comprenderán algún día los progres esta verdad o seguirán acusándonos a los demás de explotadores mientras acuden tranquilamente a comprar congelados?

15 comentarios:

gavion dijo...

Al igual que al diablo no le hace falta lavarse con champú anticaspa para oler a azufre, a Ignacio Escolar no le hace falta escribir sobre algo complejo para que se le noten sus carencias. Bastaría con que escribiera la crónica de un partido de bolos.
Por otro lado y aunque sea solo por curiosidad: ¿se han dado ustedes cuenta de la uniformidad estética de todos los columnistas del tebeo de Roures?

Stewie Griffin dijo...

Dice Nachete:
"no (sólo) estamos ante un problema de clases (nosotros, los explotados, los buenos, contra ellos, los explotadores, los malos) Es un problema más profundo, a nivel cultural."

Habla el clasico iluminado pijiprogre que repite como un loro sin entender nada las ideas refutadas tiempo ha, que ha oido durante su vida de otros borregos como él mismo. ¿Qué sabras tú de "problemas de clases"? Seguro que sabes que esa idea se gestó por autores liberales, de los que Marx simplemente tomo prestadas, tergiversandolas para que se adaptaran a sus prejuicios de pirado.

¿Un problema cultural? Me hace gracia que los que más critican el consumismo son los que más tienen luego que callar la boca, porque son los peores. Me gustaría a mi ver el coche, la hipoteca, las vacaciones, etc de este "camarada". Pero claro eso, supongo que solo pueden disfrutarlo los comprometidos "paladínes sociales" como Nachete y sus colegas progre-guays, que exprimen la teta capitalista mientras intentan acabar con la misma.

A ver Nachete, "los capitalistas" no proponemos una cultura única como una piña (las piñas os las dejamos a las manadas de barbaros antimercado), defendemos la libertad de elección de cada individuo. Si a la gente se le deja escojer y prefiere irse a la playa de vacaciones antes que irse a hacer el canelo a alguna ONG, de esas que usan las "personas de progreso" para lavar el dinero de sus empresas privilegiadas por vuestro "estado social", pues te aguantas.

Cada uno con su vida hace lo que quiere, por mucho que os fastidie a los chamanes anticapitalistas.

Enky dijo...

El capitalismo, al igual que muchos otros logros del genero humano no es el invento de ningún genio. Es el resultado de una larga y costosa evolución, en la que los grupos que adoptaban las reglas del libre mercado prevalecían sobre aquellos que mantenían costumbres colectivistas. Sencillamente el libre mercado procuraba más prosperidad y riqueza que los otros modelos y se fue extendiendo de forma natural.
"La fatal arrogancia" de Hayek lo explica estupendamente.

Anónimo dijo...

Me impresionan, igual al final entienden y todo que la libre elección e iniciativa es algo propio de la naturaleza humana. Lo reconocen solo cultural con la esperanza subyacente de que se puede cambiar.

Saludos,
Libertad y (Respeto o Ley)

Stewie Griffin dijo...

Gracias al twitter del camarada nachete me he encontrado con este relato que muestra muy bien la forma de razonar que tiene esta gente:

http://bloguionistas.wordpress.com/2010/05/06/una-anecdota/

Primero se queja amargamente de la privatización, y luego califica a la Aguirre, de la peor persona de España por violar los derechos de propiedad de una amiga suya. Es que su disonancia cognitiva es tronchante.

Un saludo, Eetión y compañía.

Eetión dijo...

Un saludo a todos y gracias por los comentarios. Esta visto que todos tenemos que poner nuestro granito de arena y hacer pedagogía para desenmascarar los planteamientos de estos progres, incluso corriendo el peligro que nos llamen fachas :-)

Bienvenidos al blog a Enky y a Anónimo (no sé si ya has comentado antes). Por cierto Enky, muy buena web para aprender inglés que tienes en tu perfil.

Eetión dijo...

Stewie:
Otro ejemplo de la doble moral de la progresía. Su lema debería ser: lo mio es mio, y lo tuyo... también.

Un saludo.

Jesus dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho aquí. Para Enky y para el resto, permitirme que os recomiende un libro acerca del evolucionismo institucional. Teoría Evolutiva de las instituciones, de Unión Editorial escrito por el Doctor en Economía y en Derecho Cesar Meseguer. Son 3 libros en uno y es una joya del pensamiento austriaco moderado. Es un fiel seguidor de Hayek y se aparta de las tendencias ancap tan de moda en nuestra escuela. Mucho ánimo EEtion, no se de donde sacas la fuerza, pero es admirable.
Jesus del Amo (El que está en la luna)

Eetión dijo...

Gracias, Jesús. Siempre tan amable.
Dejo un enlace al libro que mencionas: LA TEORÍA EVOLUTIVA DE LAS INSTITUCIONES.

Un saludo

Enky dijo...

Gracias por la bienvenida Eetión. Hace tiempo que sigo los blogs de RedLiberal y también el de Santiago González, entre otros. Estoy muy de acuerdo con lo que dices de la pedagogía pero también es necesario querer aprender y en ese aspecto la ideología es un poderoso obstáculo.

De todos modos aplaudo la labor de blogs como el tuyo que promueven la discusión y el debate de ideas. Nada es más poderoso que una idea. Un saludo.

Francisco dijo...

No es necesario aportar mucho más al debate. Aunque antes de hablar de "problemas", Escolar debería leer sobre el teorema de la imposibilidad del socialismo de Mises.

Por cierto, por si a alguien le interesa profundizar en el tema, los autores liberales a los que hace referencia Stewie son Charles Comte y Charles Dunoyer.

Un saludo

Juanma Andreu dijo...

"El capitalismo, o economía libre de mercado, no es un modelo cultural susceptible de ser cambiado".

No me parece nada sensato. ¿De dónde sale entonces tanto socialismo si ese modelo cultural no es susceptible de ser cambiado? ¿De dónde salen los totalitarismos si no es de la voluntad de una masa aborregada de someter todo el sistema de producción a los intereses del Estado? ¿De dónde sale el Estado del bienestar, que la mayoría de la gente avala, si el sistema de libre mercado no es susceptible de ser cambiado? Mientras haya sujetos delirantes como Ignacio Escolar desde luego que el capitalismo es un modelo cultural susceptible de ser cambiado.

"Y no lo es porque constituye el reflejo de una característica básica del ser humano: el deseo de pasar de una situación menos satisfactoria a otra más satisfactoria".

No lo pongo en duda. Pero si en un momento dado las personas consideran que el comunismo es una situación más satisfactoria que el capitalismo cambiarán el modelo cultural. Que se den cuenta a la larga de que la naturaleza humana y el comunismo tienen poco que ver entre sí es una contingencia. Si no fuera así, defender la causa de la libertad sería una solemne tontería y nuestra teoría del progreso en nada se diferenciaría del absurdo determinismo marxista.

Edgar Campbell dijo...

Y ninguno se ha dado cuenta de que el texto no es de Escolar. Si os quitarais las orejeras libeggales serías capaces hasta de leer un texto empezando por la primera línea y terminando por la última.
Pero entonces no haríais el ridículo a diario.

Eetión dijo...

Gracias por la referencia, Francisco. Hace tiempo, Juan Ramón Rallo publicó un texto de Roderick T. Long donde se mencionaban estos autores. Su título es "El liberalismo contra el fascismo".

Juanma:
Evidentemente puedes intentar cambiar lo que no se puede cambiar. Aunque muchos de los progres actuales no lo sepan, ya Marx expresaba la opinión que la naturaleza humana era únicamente el resultado de la relaciones de producción y que cambiando esas relaciones de tipo económico podías cambiar también la naturaleza humana (Karl Marx y Friedrich Engels, La ideología alemana). Vamos, jugando a realizar experimentos sociales tal y como intenta el gobierno que tenemos en la actualidad.

Bienvenido al blog y gracias por comentar.

Edgar:
Ya. Yo también cuando publico un texto de Juan de Mariana o de Hayek es porque no comparto ni una de sus palabras, pues como todo el mundo sabe, “El Liberal Autodidacta” es un blog marxista.

Bienvenido al blog, gracias por tu comentario y, por favor, llámanos libeggales (sic) pero no tontos cegados por una ideología. Eso se deja para otros.
Un saludo.

Edgar Campbell dijo...

El libeggalismo es una ideología y a un libeggal se le reconoce porque no sabe estar 5 minutos sin decir pgoggre.