miércoles, 30 de septiembre de 2009

Cuando defender la vida cuesta un escupitajo en la cara

La entrada de Elentir sobre la manifestación proabortista me ha animado a poner un video que reseñaba Daniel Ballesteros en su blog hace unos días. En éste podemos ver la marcha final del vigésimo tercer Encuentro Nacional de Mujeres en Neuquén (Argentina). He intentado averiguar por qué había un grupo de personas rezando avemarías fuera de una iglesia en el camino de la marcha y en cuya pared colgaba un cartel con el texto “Vos tuviste la oportunidad. Dejalo nacer. Decile sí a la vida” y me he encontrado con este enlace. Algunos dirán que fue una provocación. Que no deberían haber estado en ese sitio durante el momento de la marcha…
Como se puede ver, a los 54 segundos del video, una manifestante lanza un escupitajo a una de las personas que rezaba. También se corearon frases tales como “Saquen sus rosarios de nuestros ovarios” y terminaron quemando una bandera argentina que le fue arrebatada al grupo reunido frente a la iglesia.

Ya ven, como dice el refrán, “En todas partes cuecen habas…”