domingo, 12 de agosto de 2012

El socialismo, una utopía siempre violenta

Alguien afirmaba hace unos días en Twitter que el socialismo (o comunismo) era todavía una utopía deseable y que las atrocidades totalitarias y genocidas que se había llevado a cabo durante el siglo XX en su nombre eran desvirtuaciones de un pensamiento esencialmente bueno para la humanidad.

Hoy, en su web, Pascual Serrano, de forma involuntaria pues su intención era defender el robo de comida en supermercados, nos da el motivo por el que el socialismo siempre será una ideología violenta y liberticida:
Estimada trabajadora, no sé si has oído hablar de las clases sociales o de la lucha de clases. Básicamente consiste en reconocer que en una sociedad hay ricos y pobres, y que se encuentran en conflicto porque a más riqueza parar los ricos, más pobreza para los pobres. Algo mucho más indignante si son estos pobres los que, con su trabajo, logran que los ricos amasen su riqueza.
Si la sociedad es siempre una lucha de clases, ¿cómo podría ser de otra forma sino violenta? Una violenta lucha fraticida donde una clase necesita exterminar a la otra para que se produzca el tan deseado avance social.

Sin embargo, el liberalismo es muy diferente. Una sociedad liberal se basa en la idea de que los hombres pueden relacionarse obteniendo mutuo beneficio. Yo te doy algo que tú deseas a cambio de algo que deseo yo. Y en el intercambio los dos ganamos. ¿Qué a veces se producen conflictos? Pues establezcamos leyes para garantizar la libertad de intercambio y castigar la coacción y el engaño. Pocas leyes. Sencillas leyes.

Lucha de clases o intercambios pacíficos. Muerte o vida. ¿En que sociedad querrías vivir?