miércoles, 24 de noviembre de 2010

Cómo el Gobierno de los Estados Unidos expolió el dinero a sus ciudadanos

En la imagen podemos ver dos billetes de un dólar. Uno de 1957 (arriba) y otro de 2003. ¿Ven la diferencia?
(hacer click para aumentar)

En el billete de 1957 aparece en la parte superior el texto "silver certificate" (certificado en plata) seguido de "this certifies that there is on deposit in the treasury of the united states of America" (éste certifica que se encuentra depositado [1 dólar] en el Tesoro de los Estados Unidos de America) y en la parte inferior "in silver payable to the bearer on demand" (abonable en plata al portador cuando lo demande) . Es decir, que el billete podía ser canjeado por una cantidad de plata en cualquier momento que su poseedor quisiera, pues dicha cantidad del metal precioso estaba físicamente depositada en el Tesoro del los Estado Unidos.

El Acta de Acuñación de 1792 definió al dólar con un valor de 371,25 granos de plata fina (unos 24,06 gramos). Mediante esta medida, los recién nacidos Estados Unidos de América adoptaban un patrón plata. Este dólar fue creado teniendo como patrón el Real de a 8 español, una moneda también de plata (27,47 gramos). Así, el texto del Acta indicaba:

“DOLLAR or UNIT – each to be of de value of a Spanish milled dollar as the same is now in current, and to contain three hundred and seventy one grains an four sixteenth parts of a grain of pure, or four hundred and sixteen grains of standard silver”

“DÓLAR o UNIDAD – cuyo valor será el de un dólar español acuñado igual al que actualmente está en circulación, y contendrá trescientos setenta y un granos y cuatro dieciseisavos de grano de plata fina, o cuatrocientos dieciséis granos de plata estándar”

De esta forma, la verdadera moneda era ese dólar de plata, siendo los billetes simples pagarés canjeables por la cantidad de plata que se indicaba en el mismo. Más tarde, mediante el Acta de 1900 (Gold Standard Act) se definió el dolar con un valor de 25,8 granos de oro de 90% de pureza (1,67 gramos) emitiéndose también los correspondientes billetes certificados. El presidente Roosevelt declaró ilegales los certificados de oro el 17 de enero de 1934. En marzo de 1964, el Secretario del Tesoro suspendió el canje de los certificados de plata.

Por lo tanto, en el billete del 2003 el texto que mencionabamos ha desaparecido y con él la posibilidad del canje. ¿Cómo podemos llamar a esto? ¿Magia? ¡Ojala, pero la palabra que lo define es muchísimo más fea y a cualquiera de nosotros nos hubieran metido en la cárcel si se nos hubiera ocurrido hacer lo mismo. Cosas del poder de los Estados.


Enlace relacionado:
What Has Government Done to the Dollar? - DollarDaze (Mike Hewitt)

7 comentarios:

Elentir dijo...

Excelente entrada, que muestra de qué forma nos han estado robando los estados desde el abandono de los patrones de oro y plata.

Eetión dijo...

Elentir:

¡Qué rapido has averiguado esa palabra tan fea! ;-)

El corsario Tenaz dijo...

Muy buena entrada.
Hoy en día les viene que ni al pelo, con un dólar que no valdrá ni el papel en el que están impreso.
Con tu permiso me hago eco en mi blog.

Eze dijo...

Hola Eetión,

¿Podrías explicarme la importancia del patrón oro o plata? No lo entiendo.

Lo siento.

Un abrazo,
Eze

José Antonio del Pozo dijo...

Excelente comentario y muy bien documentado. Yo soy tambien liberal. Saludos bloggeros

Eetión dijo...

Corsario Tenaz:

Todo tuyo. Gracias por hacerte eco de mi entrada en tu blog. Un saludo.

José Antonio:

Muchas gracias por tus palabras. Interesantes entradas en tu blog. Enhorabuena. Un saludo.

Eetión dijo...

Hola, Eze:

La importancia del oro o la plata tiene que ver con el concepto de dinero y sus características. En la actualidad, los Estados tienen secuestrado al dinero y lo manejan a su antojo dotándoles un valor que en realidad no tiene. En un principio, de forma espontánea, sin la intervención de los Estados, el oro, y en menor medida la plata, se convirtió en dinero como solución para el intercambio de los bienes entre las personas. En cuanto se convirtió en dinero dio un salto cualitativo y dejo de ser un bien más, para prevalecer en él su función como dinero. El actual dinero fiduciario es un “mal dinero”, manipulable por los Estados y que se aleja de las características importantes que deben darse en un “buen dinero”. Solamente imagina que un particular tuviera la capacidad ilimitada de obtener en su casa un medio para intercambiar bienes. Necesito un vehículo, una casa, ropa, comida… ¡no hay problema, en casa puedo “fabricar algo” para cambiar por todo esto. ¿Demencial, no? Pues esto es lo que hacen los Estados y la principal consecuencia es la pérdida del valor del dinero (inflación). Para que te hagas una idea de esta pérdida de valor, el dólar ha perdido un 98% de su valor desde 1971, cuando Nixon suspendió el canje de dólares por oro y convirtió esa moneda en un simple capricho de los políticos.

Te dejo un enlace que profundiza un poco más en lo que acabo de comentar: Las propiedades del dinero, de Juan Ramón Rallo.

Un saludo.