domingo, 25 de septiembre de 2011

El increíble Plan de Empleo de Izquierda Unida

Intercambiando opiniones en Twitter con Izquierda Unida (IU) me han enviado un enlace a su plan de empleo para el periodo 2012-2014. En resumen, este plan supone la inversión de 75.000 millones de euros para la creación de 3.050.000 puestos de trabajo (según el plan, la inversión real sería de 37.500 millones debido al recobro en impuestos sobre las actividades generadas). Muestro aquí un resumen:
(hacer click para aumentar)


Si analizamos este plan podremos llegar a las siguientes conclusiones:

IU pretende conocer las distintas necesidades de los millones de habitantes residentes en España, pues es capaz de indicar en que sectores ha de crearse empleo. Esta es la conclusión lógica, ya que de otro modo esos empleos creados no serían sostenibles en el tiempo y desaparecerían al cesar las ayudas. La pregunta siguiente también sería inevitable: ¿cómo han llegado a averiguar esas necesidades?

Si este plan no llegara a conseguir empleos estables (como ya se ha demostrado mediante la aplicación de los distintos planes E), la consecuencia sería que el Estado habría gastado un total del 3,75% del PIB en ayudas, pues en realidad esos miles de millones sólo constituirían un plan de ayudas a esos 3,05 millones de personas a los que se les ha dado trabajo durante unos años.  En concreto, se hubiera obtenido lo mismo si le hubiéramos dado a cada uno una paga de 683,06 euros mensuales. Podría aducirse que obtendríamos además las distintas infraestructuras y servicios que se han creado, pero volveríamos a lo comentado anteriormente: ¿era eso lo que realmente necesitaban los ciudadanos o simplemente se han malgastado recursos en algo que nadie quería?

Si con el plan indicado se crean 3,05 millones de empleos, ¿no existirá ninguna creación de empleo durante tres años por parte de la iniciativa privada? El plan prevé la creación de 600.000 puestos de trabajo a través de ayudas a las Pymes. ¿La iniciativa privada no crearía ningún otro puesto de trabajo aparte de los mencionados?

El plan pretende crear 400.000 empleos por medio de la reducción de la jornada laboral a 35 horas. No indica cual sería el criterio para elegir aquellos puestos de trabajo que reducirían su jornada, ni tampoco el número de puestos ya existentes que se vería afectados por esta medida. Además, como se plantea reducir la jornada sin reducir el salario, esto supondría un encarecimiento de los costes laborales en torno al 14%, un incremento de 4.456,78 euros anuales por trabajador (cálculos basados en la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, segundo trimestre de 2011). No es posible calcular si las ayudas de 8.000 millones de euros para crear los 400.000 empleos compensatorios realmente compensarán este incremento del costo laboral al no indicarse el número de trabajadores afectados. Y esto sin tener en cuenta la pérdida de competitividad que sufrirán las empresas ante el brutal incremento de costos, y las consecuencias en el incremento de los precios al intentar repercutir estos sobrecostos en sus productos (realmente no creo que ni siquiera se vieran afectado los precios; simplemente las empresas no podrían vender sus productos y se vería abocadas al cierre).

Por último, se pretende conseguir la financiación mediante el incremento de los impuestos (patrimonio, entidades financieras, IRPF, Sociedades e IVA), así como un incremento de la recaudación mediante descubrimiento de bolsas de fraude. Esta última medida no deja de ser una especie de brindis al sol, y algo muy difícil de lograr pues, ¿qué métodos se usarán para conseguirlo? Por otra parte, en el mejor de los casos se produciría una redistribución de la riqueza, que pasaría de manos de aquellos a los que se les ha aumentado los impuestos a manos de aquellos a los que se les ha dado las ayudas. Y en el peor de los casos, se producirán más cierres de empresas al aumentar los impuestos y dificultar el acceso al crédito (¿acaso piensan que las entidades financieras van a repercutir esos incrementos de impuestos en su cuenta de resultados?).

Como se ve, el papel lo aguanta todo. Incluso considerando la buena intención de los redactores del plan (que en principio no dudo), se vuelve a caer en lo que Hayek llamaba la fatal arrogancia, es decir, el convencimiento de que un reducido grupo de personas es capaz de averiguar que sería lo mejor para el conjunto de la sociedad. Por favor, señores de IU, permitan a los ciudadanos de este país decidir cuales serán sus necesidades y sus ofertas. La libertad siempre es la mejor de las inversiones.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso, que la ciudadanía decida por sí misma. Fuera partidos, no nos representan.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Izquierda Unida sueña.¡Qué fácil resulta decir gilipolleces, cuando no se tiene ninguna posibilidad de alcanzar el Gobierno! Ha dado esa cifra disparatada, como podía haberla multiplicado por cuatro.
Saludos.

Anónimo dijo...

No es que no nos representen,es que son unos completos ignorantes.El proyecto ó plan quinquenal que nos presentan,es la prueba.
Por cierto,son proetarras y liberticidas,valga la redundancia,asi que,les presumo una mala fe desde el principio.Basta ya de contemporizar con estos tipos.

Pablo dijo...

Yo lo que hacía en el simcity era ponerlo a toda velocidad. IU todavía no puede hacer eso. Pero con estos planes demuestran que se toman la política como ese juego.

jesus del Amo dijo...

A los que van a enviar a trabajos forzados al gulag no los contabilizan... con esos IU acaba con el paro en España en un tiempo récord. 100 millones de muertos. Ni uno mas!

Anónimo dijo...

Efectivamente es una estupidez. Castillos de aire. Pero si imaginamos la economía como una línea en las que los extremos representan la estupidez, éste sería uno de ellos. En el otro estarían los Mundos de Yupi rebosantes de "riqueza" virtual creados por la economía financiera, que se ha convertido en un vendedor de humo, en uno de esos comerciantes de lociones "curatodo" tan populares en la películas del Oeste. Y no sé por qué me da a mí que, cuando este sistema pone los pies en la tierra y la riqueza virtual se esfuma, la pasta real siempre va a parar a los mismos bolsillos. Debe ser la consecuencia de la inescrutables ¿leyes? del Sr. Mercado y las acciones de los Estado "intervencionista y liberticida", ambos antagónicos, pero que siempre terminan beneficiando a los mismos, a los amantes de la libertad.....para la pasta, sólo para la pasta.

Quienes abogan alguno de los extremos de esa línea imaginaria cometen el mismo error, desconocen la naturaleza humana.