domingo, 19 de septiembre de 2010

Venezuela, ¿ejemplo de cumplimiento de los Objetivos del Milenio y de democracia?

El pasado mes de junio, Ali Abdussalam Treki, anterior presidente de la Asamblea General de la ONU, estuvo de visita en Venezuela. Según sus declaraciones, el país sudamericano puede tomarse como ejemplo para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. Realmente no me podía creer la noticia, por lo que he intentado contrastarla, aunque sin demasiado éxito. Las referencias que he encontrado provienen de medios afines o simpatizantes del gobierno chavista. A pesar de todo, he encontrado el siguiente video (quizás un poco largo) donde se está realizando una traducción simultanea y que corresponde a una transmisión en directo de un canal venezolano. ¿Se manipula la traducción? Lamentablemente, no lo creo. Es más, aparte de encontrar el momento donde el dignatario de la ONU alaba al gobierno venezolano por el cumplimiento de los objetivos del milenio (3:26), he encontrado un pasaje donde expresa que han hablado de formas de potenciar la democracia en el Consejo de Seguridad de la ONU (2:03).


¿Qué se puede decir después de escuchar lo comentado? Venezuela, un país en plena estanflación, con un sistema bancario al borde de la quiebra, con problemas de cortes de luz y agua, implantación de cartillas de racionamiento y un programa de establecimiento del más puro socialismo marxista, donde no se respeta la propiedad privada y se ataca la libertad de expresión de medios de comunicación no afines al poder, Venezuela, un país donde todo esto ocurre, ¿sirviendo de ejemplo al mundo? Es más, el mismísimo representante de un organismo que intenta representar a toda la humanidad y sus más altos valores, ¿alabando al gobierno un país como Venezuela? Quizás podamos entender algo si consideramos que Ali Abdussalam Treki es un diplomático libio que ha ocupado cargos importantes en el gobierno del presidente Muammar al-Gaddafi, por todos conocidos como gran demócrata norteafricano (entiéndase la ironía). Definitivamente, dan ganas de bajarse de este planeta.